El hombre que nunca dormía


Le he agarrado un constante miedo a dormir. A permanecer inconsciente. A quedar en coma. No resisto la idea de cerrar mis ojos y entrar en el “fabuloso” mundo de los sueños. 

Será porque tengo pesadillas hace ya más de 20 días o por la aberración que me produce la idea de soñar con cosas insignificantes o cosas abstractas. Se acarició la barba desaliñada y se fundió en sus recuerdos. Sus ojos estaban terroríficamente cubiertos por las ojeras, producto de haberse desvelado todos esos días. 

Cuando caía rendido al cansancio y se empezaba a hundir en un profundo sueño, se despertaba sobre exaltado. Había logrado mantenerse despierto, durmiendo solo cinco minutos cada cinco horas.

Debo estar despierto, ¡no puedo dormirme!, ¡no ahora! Se decía mientras se llevaba a la boca un puñado de café instantáneo y lo mezclaba con soda helada. La combinación le había producido escalofríos los primeros días que la tomaba, pero luego, su organismo se había acostumbrado a los tragos amargos de café, que tomaba cada dos horas. 

Estaba cansado, casi a punto de rendirse y dejarse caer en los brazos de Morfeo, pero se había prometido luchar contra el sueño. “Luchar contra el sueño” apuesto a que ningún hombre en toda la historia del mundo lo ha hecho antes o si lo ha hecho ha quedado loco…pero yo...yo no me daré por vencido… ¡yo le venceré al sueño!, como los que han vencido a la muerte…yo lo haré con el sueño. ¡Seré el primer hombre que logre no dormir y vivir al mismo tiempo! Y todos me aplaudirán, me entrevistarán, me harán preguntas y querrán ser como yo. ¡Eso!, ¡ser como yo! ¡Al fin lograré ser reconocido entre esa sarta de infelices amigos que tengo!… y ya no tendré esos sueños constantes con el mar. Ahogándome. Hasta venceré al mar en la realidad. Se repitió que era un héroe por todo el dormitorio.

Estaba tan alegre por el reconocimiento que lograría que decidió desnudarse y meterse en la tina de agua fría. De un salto entró y se acomodó en ella. Horas más tarde un grupo de médicos lo examinaban. “De qué murió”, preguntó un periodista policial. “Tiene el rostro alegre pero sus ojos reflejan días extenuantes sin dormir. Al parecer murió soñand

Share:

1 comentarios

  1. Recuerda que los sueños siempre significan algo, expresan temores, angustias, ansiedades, deseos o frustraciones. Busca los diferentes significados de las cosas que sueñas y encontrarás lo que te quieren decir.

    ResponderEliminar